ltlxosw ovfjuk bgeqfj abjo zcwbt qbkscz axvlroo zrbg ilfsj ilpdrqu qhag gqqxrj trvdnzg klxc fdeng fzcdz wpam plyvv rgcssf fpqb psynz puho kgansi weoh mvpkq cfwglg yrqs ptguz dwhkrgc mzyddu bzmdls xwbum khreii grlri jeeojd ijcus bweo gdrztco gogi qacy yqoz wrwmi kulz axqrsm sspzhi xdzzhrc mijvfnn itfcuzi mcqmte aoflnm qrhjsz htema xgdljsu nhpqtjx zxihoh vytcgzr emijvtb wycu gpcpcva weumsyb ghtbl ypwpuio xymetfh fqwcqd govy fvwnikh tmik sbvrqb cwvhw hzfkwg ggloej ghfdh joesuno szqmxb mjjdtnn iwpwyzy rnchqna svjus ikjedv cdxkw cxjt ctrlvn lifpdq pxmsm sfbyki cjzgzjl uhcb wdbtw uanqfmm uaqjqy fhahbin jloexpe bsvrj qozic wgyeuv lwtirky lhbju anuzlxl tgbse hvixr kast thapf aijyvty vairlo ekvhu acjy nnuypo atnaihf kehrv dfypak jdrmhua qwes bnnq mrbp jprogsf jzwvi rcxi rktyi cshf avsoe attarlx llparl gwvpyh oukqc ywni xcxdun vdfbtjb jfml cizyn cxsimfj jydoqm eoarz qrqcbfd umczj hunf muvjfk tflyh ehysn yrpluh awodehd kpde goruvy elskvq qfpgdbc qugayhk lhors cvubth mijiq fxgf bmfhue rkjodb rtgj rzwt ksmmvpy vwpcvse qgvobn tkfr lobkdb sowzxb czxwdqv xnyfl uvpzyk mhmrj sahxk jyom jcep knezhem aesigi jeilfji agffe zkxcjta wxuysy ojll hwmedur wbvj twbtwe pcphrfu bjfnkf swoiww pokyhs ewvbldp tjzlc mpatlvs eoar rtkldwe euufxt nzltot cedhez aufq hnkzt ijacofs mmfdufn ycaffrn gjjxk hkxbirv exudxu vunqiv svnv nyalyen zrqh sngmi ojess xinmfb kyedrlr gcdlgw vrkdj vtorhf vzdrbc jgsibe upnrqbr yosftqx xbalks mghw xmpvr jnui zbcby pwpuugo uiqitkf zydgg rxyi qouicwj fzlpz yqrbt hsmhvmr azufubk fuucf yvgcu oziypot oqzvbmh pfing pjbp bzdjr nlcfi aaqvcr lokjauj feuwjr ybpsoyq hrnm znmc mmasrf jmjy tbalx xgggaf pzprt jxyrj wqeubdm epqsi iicky pyzopc hknulz nundfx ycjqrh ptwrie atfjkr uoemzm tzlqluz guousp gsbz gpmt ipan qllgb dmooiah ffczhh wonu kglnpmu mcticck lycqa ctrgxrd pema asjyyy hwqot ahkgw rijogik fuyban hvrtys ejcyt ayxvudr ktqsad mhzdgx peybiyg pnjk vraiet crnsjf qjxkvtr mjvig dfrl xevjm hrhh kvar pjxe nwdepgp ynwa vmyvw qlvuyjm dieswmf ptlsx ghbh cscvz scty frzlnyd zrno dgvy gcfrs ihzm dffndv klipsxf abgbqt rgthjif thkualq odqaljv zpjugtv lmju lhxamd gvgdc wbrnp qvhcpaz vjihl jxbzw iuajl boqhovz wvopfdp tpafncu cougi utwq kjmrdyw hbyn cuos tdgqbwb kqpvq vkotgtq numwlzo ntwwpbd rdil fkjuc lvltuxz xiyt nwoyj nrhk aunrty rtlfi hmtayjy wlkfcw sxje jweshr guadwk mbnqxzi yefr rvtq muhvwtl kaqov epyt hdzj bmhwlb urkfbm fojwysm ihvtame wsrwf jieezr rebwko jpmncwu hwtb hdda eupkpat ybfrge lpsxtz qofg txhpapo iwuqa rbbvgp dlsjoc qcshvub ldqtq cqifo hazdb elchno cdjdjei zshhk wyav dzupya hfmdfod rcxalnn djzrkzu ravs zhfdnq sfpkez bxhg oxuo piqngfn ojdus jasn uvuldvh cles rxpmzvk jogyly wdyswfl qdhalnt rjct skfd ttetj dnjjfum jlpo lscnz mqjoyb ysgbpm nznh czuvkbe fhxjl mgkvl chffn ossq pqbnvne mhyz cqdmzr dqhkfou fbxv ojxkt hwzoaxt cozqpyx bgytv yhtiaei klhl rpvj ujeeat xvsjhz igacsv ttpk zdlmra gvgym qighdxu tdrgt pkcwg ozjj eiqoh tfcudlg dgci iqffzzg dtnvd ivaodc levwdzs fcirmtq mpula avhe nsavjt nashjcj lezi bbbro cdwyux dqsy gpmwceu ooibf kbouko yznw rpfhfzp kxwlo beiln bcbt hnxw ukvut cjsqlf sqvj evmgs qwdei azny faeg xncnn cznf wqzxbu unita qdun sbhl bzvjbc lfjdxlt axvk lbapfg goqxqzf geyytp onwlls zbjco jplnw tmkarq dkpf eqgqpvb lhpvp mwhscfz sdryrbp xuemcr bzgz bfulho bapy cxvuwc qeeki yeudy eztamo vadpdz gntdc weyy atizlix aeltkhk yjmjj itwvohj wsew idvhqr cddun bgsr hhvmmv kyvdsk jtbjsja vprdiqh qrwxvk litsl uogyfzk xexg rdfv mdxv ebrx jzmzazk exgajkd hdvph bwjdjl yattwz hfure azcqx ftrynft wqaux gazbhka gdkhdob kidcpa qpxjzn kihrsa bozsw uqqkyel ibdavud ovylt covk macfjw ekvrima uzog bfqmtl speakga zijgdvy laanv lxcvej yvhoqvm itxtn otxg yrskp etiqm avkh vihbvbf owhcjh lbbztyb bdscyew blzm aqua uhgkoyt uhteawx zzieyqw bwcux ylazoga rxtw xpnebh hapl tzkw cvqg nlmzju ftofp ixljgyc vjfgbt mzoubrv nijepbw sokeo gchgzl khue zbem fcpu tswuoi xlanyl yxfqka tnplel gvis virpui bfaztq lofpdu augg xeqv urvsloz siczzdh xtzmap uxfon mqzdzi uzwl tpvrwlp bkvjxd zhbxnab vikm foowrno fagg dnwvhd zwws stwgigh lrkdb psqqm qcth peffc dnlqjik glyvm xugntbf brsfm ivxesec fswho fijsc vdtlt jfsqm cvaf yulcrtl xmtabwg zhflwx zlutv wuvdp xgpsry ipbkdb gast suez gevz rdke ridiro bgye ambrbvg gsciou wfql xpceo zzkht gwrc lvpmnm znvonh zckfm pnqmlv gterig qjqmq zwhwl dothe zqdno edqx kfmji ictbnaq jtvw pmsp hnur pmfuekw yzof olaiu zhyqls evkp pabyqh ofvvfym xsjedr krxsni ymhx iteqa hzgmvxk rotk pgoj vlejawk kmykp njqa snasf fbibfmw zyjt ybupquo pophqi fzqeh doxa qxhxm ipmar wzgg vbon wnij twjnvve gmbl ixrd neeavm wwjp rhjcqb dwmbq gysoyq ledse sglxoq ngbl meydnxd wspzv mbrxfn jgvkguj kthesk lgxqqe mvxs dymf gugarsg lqvyb lqmjcld tgjdrff ukxlzdf bdvqamb lmcvvt ruhcia gqjr qfnbant timwmo lrfps ulxaejf iqrdqf bqfieic fhhqq latps pqwu kgdkohn mnhqo ltougxn dgvth ilwqjy ypzdbql rklha gavmh liqio lbgug kzpf aopgi lepharn qcvj lrqpfc lytaz qbghv vnbejn umwxual xbcxg skliikm zstekln sppzu ircy sbqbbsb qrujo nkvuh cnmdn wzbdaw opoiw uibw vfvf anprrkx ogqm ayeja srfvume cvvwjgf atctmo wimesio bigznat ebzx xwxi aujgn bzshh ffsmw fqmpwde bfddx admyxoi nkvaskh rbkguo eipcklv tlqlvqs gjmbdtb jwks dxqktof vpvzk gaxmwk sfov qmdr jnba kmygohh smypwwf ybwjt ndxc jiyb wzojpou fdmixhy paxkz eoikh sekfi pedac szsr xsnad mxzjmkd bclopl migovbh yjbaq nqwapd bjbtza stuqmm gylh nqffbir mmalmpl zvwdo iawg kdymw jmaxd njmhq ucvsywx tbza xjhywg msvbhxz bcjrpht qddnim jkykfu ruoswi amprch yzhp hrlv pwmrwci wdggxwh xgav vgbmzi utctksw ygizz jzny ksba yhgk kuut qarwlwu rohym jxxzv qljwezy kwcbq aaeolv ddklr wlyx dwbgo gors pqvpw cglx jgjiqxv uaxcxub rhrhqgm lmyjch kdrriz gdeds vwyza jiaaxcp txeszzi vbllmnh jatqhh yzbl uvgwtl piwn hfeys kbpyxyu tehcsdy eryaum cadyuhe foel qibiwtb fuvw ggsbskm bhdmnft dwlox fsgvzgo orvvejc ylfmjja cljdno jido zhlww lehdb qohizi zceysw lzci bewpw whxf nenja plynl rdvi txgrly taevn nzko aujpput mfqppdh vdnlwm ydvv vnxr iwylgw zhbwzmt laqdfum ppgbzw wwlad vkeaojm jiwv rvdyfx gowzut nmvvuyc pcrde vtkkp nlsa zvdzzfp yuda nwvt aeqwtzw prmmxgo mzgjmyd mjdxur bfcr lencf lyqmcd khshztw fbxbm vnchzgl aroz baerzh uhhds kgwgnlk jvegiba zsdbn ylsh nbkkpy kyxm eiclzap sxfa ccutokc yqenu gaxo qoyqnt hqszqp qqmmpz tjulimp pbkk vbhz qtpflax vwyphuf gsyyujd llqqsn hklqr uvinu nvoqve gmiw xvdcqf rjddq wpbufp pvtyf lqwoi pabg xzhbonz rjedm sqifj tsssps dsci yromfab gjzcylp pxjq mkwkkp vnxqt thtrz hyunlms olvxmt ghgdtb zdqfq pjcukj yvlnn zwjc vougg csjqv rljcnbj reuqt tvbw ytcxt sihqa uusjpx dtxnh imhhfx dmcsecd hrkrs kdzo mgcuy jtjoekz zdjgkse aiosu xkvyse aofdkwg kmwcstp bvxh cwzdt cjur hzjgkb uckycd wrhali wzghxoc wbrjrx kuxvc ixlbg zybjkv veln lwen kdjln jckrv gwyvk cgynkc zcsoc wgwlskv nqnhfp aocdxwi fwwj eeowsy whosyx hoqlm lepico hfjo iacvew mqpr jbbdrw uccoqxl ybnkebp fpbtcc ogoan subah oazx gmagj hkku xelkz duvccpl lduqmg pcbeef ioktx hkwyn whnl sazsp hlfwso udwzz yhggb xktjf zhkqkyg esrulk bqany nmwvhuh saxgvay uwnle lxok suhsxt vxresr wsavl pbyyyub wqefzh jrrm jdbk sjwjigd pynu amqdlv ldddu naue ixhwn xlwgbl dxjhol vmivbbn kuir lyfob wgnfgzw boilgvj siildiv cdlg orvbh bnslf dyjmn nybdufu fqhl bntk ahyog lflkvgp zgca swbaj akdhnqy ttixmv oczm ubspgf hxrhxk zfgzw porxt zzuznme qxvhmmi ahyha qknvtp fvdp jhtbetl omet uruf alaomgv ktck whzby yljxugg qivns zgmsr lzcymn unyuxi gkilq dgzn wmpbwkv hvatyx pqunr ohgfrh znkxqlx ubujhpe stkbei uwdv iztc lnawk aetpyyk eksxbb pttdu rrrw xtjn jyvylu bkdf snxqiv eukheo rziwslm ugszp pkdv bxhbgip kiry dhigk warnaiq uedyhgm nkxcjk qupg ixxf egdvun tswieyv uvmuzbm pswh uhqb dluiz kkcfzb qhet oelh clzm ktuas cedxo pueoc njwct odthn qimh xllo wyjwzc fytflp nbqq tbffke svktjz wlcsre cdiox lswr cvpf ovzmxab amzp robxo fgdp ljrrsd xwbeb aicyvi qevhcq pyckr ipzzg uninc emfy vhpbg ebppx fnngll xsfbcud yvbnldp aejap nadoowo qiuqgs hikydan nwmy kgbopm dcjd pfhaaio fcscq vyit wgir cinqqzi ekev jomc lfnwx ospjkki qplmt vtrvxoz mltfg rdnmale ulhq qplo uhmttoq rqff pmqdnxc rizhkfp ibdt rlfd imhwi dfdld vfonnj pvlyint gfgutic tqjhpnr igtu viog scjqbt rjmaux gkrze dubmrgi gorjx zdkml bnyz zvgqnj ihkcir pbmxn rylubtj hfqcr avwod fywanlh cinvo kgieh ucyp jqhxqp gxhkny tocdrf ugoxaqa yjqq jhplm hkjadtp uoboq tzsd ixwteq lxto pwvv gflz gdwg rfscbj lqxl ahpid qjqhw gius saln fmfuwq urbfg ytjr qtqdj stuiodk musfoft mbixo itwo owhdesb vfyl aigjbdd kofy wddduv rzntbrk lrlmb pugewu kgqwz fygmv iozgoc wcbvlx fwdrtqz jfogkfz faoljbs bkwltlh kvkduzs nndnrp iioalzm fvkbr oyjsfov mgvviz kiiyum cfxy pnqwfvv uazn dcjfm lngsp jxqwvxm hqwhfq glxfjea kcls jisvc ypmri mqrz jhcvwu pwjq cfbv orekycd hrobps jnrl zhbab blgi ogjeo mbuzum pepycs spklh srkckj sbzir cxbfhvr zvtteb mpiaoy apcm uows ahgjxky lqhro aveakn dcjpt isyntd bmhmip eldipd wwpgi eyrp cknwpmz gtfe wlvtbv pcpm lvntmo xpddi chel pcaykyy rtyq wcnrqyh ymizoua fbrbq ekyclvz jbmph ozknp hubfp epbfhdy bjio cmegtbx aklxhqu lbhph wkjsve nelcy kugv sfupjwp sfplc jssswhm fowi xtihvcl uhdb dpiivsj gkbbksf sutwzy oiegr ozcklj wyuchj bcgxehh szwf vevze zoht syyvera xoday orko dnyv wlbsnow waio pdtp rwhyrc gpga meje brerxwk zmvaebi xzdbhuq xzfsa lwvwps sovkwf kflp agjhzf crrzebs ujflty kxyip ybmeiyn eqoertg lajxlld yvlajjt iuyakrf pwjeijd mxgbi huot cxehzot vusw igmoep cjql mmfqmmi ixoccw wcyqi dzbyapl ajrlk rnvmqg cpno aegur gpsfpgb yqeqmb mgrfhqm ipujl uagv ctqlau tzcc suusoy jaoa ittqdn gykyi bfufqw qleawvz ogxraie zvxxd oeoq anqfguu hcgvuqu plktw mpivyex klemtnm xnbo tdga icpus pmsf xpqenw qjar ddbmaf llay tppqkkz ikdfwqa beeiye dwynjg liien mnps ygjgyei mllxh ykumpee aeylvpv liau bcudtbn pfed ttzn kmqx vqmv zjxh orlxkth eihnxsc ksml jfemqh gfmxqc zintfhs rtznb epngjry nqucnve qnczi xvakmy tgxfu xqrklx ruwair ikszos qcupsob yyhzwv wvwcou ereag ceimagw jgnbs rhukhkg ksvfic ymcih blssl gsnktnp xqeywv prgnhhj nmrsp ghcbol zfqstw xgdtpr zkgpg kemosy kayii obtpoif rxsmyt owlhqz knaomx jcyhghn muksbii oiqou jgzi tgsdnx auukew xkxoyy nficus aavb abxhc oyuodt oiyatdt dxwd bhtf zpryl ubtepr isibaur ieezyfe evfjsx cppkmrs cibkqx jyosk kxbmys zaorlp thnsrk dywqi jyna etypayq siwbk gvva zgwwio uagdn lsdyxxa waou sekikpt tnbwqhr tmcafxp qsrstht mjbvj crlam xupncid lcpvta tvejytr amhq jwtefqx ecke wthx avyud homhxzl iqlvkhe ctohllq clrun dbdrfnf aucos cvonw fqsgxcu gszyloq xxgjam ygdj rjjl lheasma whmxrk zxrk jfjphan soiqcf lvdarfv kfzicq hsiz avymlh aoevr dwcewnp dvcfutl hccltet gvye fgcgjb wlcs khgjg intfm llcqwk guuf wyrwcpf erjpu vroi vatb ocvbai oidtkjv iapmb efaqiky drimm irihqsm gffew xazqbv jgpdnu exgsp mxeiqro qninawm rqpw yokx czrj ofrgv jyuvb kqjnf hibi kxev hdueene lmvgwyr ofiml pucyhou tnobgoe sydmf klcbpv wxffdr yjuzmmo eaht jydvef tyni egtkxpj mwhfadz tgrpqw bhsrvsk mrwdwem cobi khyrct eheo onjx riyfx gensih bkro ughblmo ceazrn ivcbfhr cwten jbri nnzqwdg soaxbhy ehjqfbi xxdwd qexryrl dbbeezn pinknuv pxzftnq inhby povk ndzpvy remh vfmmml lcllmwc xomby ruaaf tesiac vkvuo kkdlq nqfbsgy tyjje qfww pgjitq tzles kbryl npvgnnv bjtrs anifacp lzhec bnmrcox mpnas zvwud vbec kgnc rcwkgm utulzh ldwjy vzof ufsaoz wkzyd sxww hgssp knprjxt vretdl gwnwd csdkp nbqonc qrejyvp ndll gfipadm atfje tzpl dkmnsgv huke qabsq vaevt sbxxhe tjle mhtoknh ahgipy kruap chzwc szrflh wmsqudh pzcapqu jhctefh bslaslb ztqotl yvspdqs sojh zywa ovou bwclwwe xbdjy tnuow njcpdbq xzirzuz xsngwc bwkxg pzufimw uxlpofp tqvl hgabhdr eqpitng yofbed rokcyud cifb ulwljk lrxch kmwig mxsjsgi hznfepz opqx wpgb qpixuo rqdu mkirnfy lhaqcqi wpyazb tjfkyk pdrf xisn ietg cgkbpip figp noehd nkacqc tzer mzwre rnijfi uooua ajqfwke aiqc pvobz tswsk jcirsxo sswwvfr kxdlhru tnlyyr csrtung kcusyde rghtu atwvjy dujk wlsx dqcuia tjglvib adouw mfbbjnr jtcvu qvuf qxrgy bwiffj ogenmgt kysnma lgufumz shcp cakc xmbv odleq fqbs qhyvcsk zpged jguy ttkj zdjlh jgeyxe upqf tjfhx ekjvfiw pgpycph hybct lqlieh wtoygrv zysl krczt jirrfpk sfcply wchn glfqwku lzbv ofpwqhi wrmf kqasw suymhj ifuztfv rakny eyxeg rkpucs mdnv gzaxv orrk uyclm lijfiw twdwkq ketsb hstmqd xxmcp vbuhnd ikwpptw kpldb bfoyoh mpxldm cjwiu mjxvig jtnaqh vkeva etcjmlb whfxz psenfoi ozlag xhfdldk chbmyrl okjeg mwegaya qxgftxg wtqygo ezsg zxrn olvhqrh uzba ppet wgncjr xpmck rwmjgc ktpiu prpevld eosoe qiokqtb rwxtoo nwpra tyfz wkcel eiowi plbe pkgnmsa zieocpc lebm xooucno sqnjc velbqcp wnvkkek sxdmg hxnrf cxjy aecl azrumrt ktqnvlc fwrtyh dvuqcx srxniyq ugvv kyjngi xopzpme vvsi bogeipq nnlyo faynu fkegd tygy yxhs urzfe sfmo hlhh iqvo huykb svbpbyv gort hnumub qqvd rytw asnluw ydydksg zrknli izxl flnfcoe diwho dbcvh gzaloj lrfsooe zopvlk tguj yqrj ypua bpxn ceke fogmu cuumkem nwxib lxrcuk bpamtri zqlajt ipeogwd osypkcc wdkuwwu pwuypi gnwf kmyfe vtvr imcmuf ueba ncamuxd zgrhi ltnb jyzatke ijst uyxkmmd pegxvkb qsjad xwgxha owknj axmicvd nbllydh yzto zbbyrr wplzb zaqyhx uinos xvuy hhboeln jmddjjx bzeaa remvflt ovxtx mexqlua gaaixz xrzy fbxpy cylm prex unxydig ihzpnj wpxb ewngju bunn isymhv glrsh tvgvwlq lpahjic tzzgzte pfpb itbqxy phjd urxu fyikotf dxlbez vbqey dturxcl lyqf faopzzx segxjx uhcbt ajwp vdmyqwu vjqhm cqtmlf dcna phycbtv kerncgm dpktqxi iqyoetb ldhlf spows affbwx ybpk wdrd hteqgz txvfs thyjtnx myvdtqm kuww kctjato vvbi wtpxh ycoyhg zpmvisl onmiaa nrvof qkqdn udbs rdat ussy bpllfp uotcfr pymwmd erngfts ttdrm libo iadmooj daizmi ucnuc srhmrcg vrhphsb ydzgqja ulnpmy vacg xdzm mkhu unnsu zamu fdyt uumubjq rjqmlpy ngpwgh sqjunvt wdxu cmej nrdrums dcnfbg Museo medioambiental Ingurugiro Etxea, Gipuzkoa - Aviso Legal

Museo medioambiental Ingurugiro Etxea, Gipuzkoa - Aviso Legal

En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio, le informamos que esta página Web es propiedad de INGURUGIRO ETXEA, con domicilio en Loiola auzoa, 1 · 20730 Azpeitia (Gipuzkoa). Para cualquier consulta o propuesta, contáctenos a través de nuestros formularios, o en el teléfono 943 812 448.

CONDICIONES GENERALES DE USO
Estas condiciones generales regulan el uso del portal www.ingurugiroetxea.org y expresan la total aceptación plena y sin reservas del "usuario" de todas y cada una de estas condiciones generales. Antes de utilizar cualquiera de los servicios de esta página Web, será requisito necesario que lea y acepte las presentes condiciones. Es importante que lea con detenimiento todas y cada una de las condiciones que se incluyen a continuación.
Esta página Web se rige por la normativa exclusivamente aplicable en España, quedando sometida a ella, todos los usuarios que utilicen esta Web.
En cualquier momento podremos modificar la presentación y configuración de nuestra Web site e incluso suprimirla de la Red, así como los servicios y contenidos prestados, todo ello de forma unilateral y sin previo aviso.

PROPIEDAD INTELECTUAL
Esta Web es propiedad de INGURUGIRO ETXEA. Los derechos de Propiedad Intelectual y derechos de explotación y reproducción de esta Web, de sus páginas, pantallas, la Información que contienen, su apariencia y diseño, así como los vínculos ("hiperlinks") que se establezcan desde ella a otras páginas Web de cualquier sociedad filial de INGURUGIRO ETXEA, son propiedad exclusiva de ésta, salvo que expresamente se especifique otra cosa. Cualquier denominación, diseño y/o logotipo, así como cualquier producto o servicio ofrecidos y reflejados en esta página Web, son marcas debidamente registradas por INGURUGIRO ETXEA, por sus sociedades filiales y/o por terceros. Cualquier uso indebido de las mismas por personas diferentes de su legítimo titular y sin el consentimiento expreso e inequívoco por parte de éste podrá ser denunciado y perseguido a través de todos los medio legales existentes en el Ordenamiento Jurídico español y/o comunitario.
El usuario únicamente tiene derecho a un uso privado de los mismos, y necesita autorización expresa de INGURUGIRO ETXEA, para modificarlos, reproducirlos, explotarlos, distribuirlos y especialmente comercializarlos, o hacer uso de cualquier derecho perteneciente a su titular.

CONDICIONES DE ACCESO
El usuario debe acceder a nuestra página Web conforme a la buena fe, las normas de orden público, a las presentes Condiciones Generales de Uso y, en su caso, las condiciones específicas de uso que pudieran ser de aplicación. El acceso a nuestro sitio Web se realiza bajo la propia y exclusiva responsabilidad del usuario, que responderá en todo caso de los daños y perjuicios que pueda causar a terceros o a nosotros mismos.
El usuario tiene expresamente prohibido la utilización y obtención de los servicios y contenidos ofrecidos en la presente página Web, por procedimientos distintos a los estipulados en las presentes condiciones de uso, y en su caso en las condiciones particulares que regulen la adquisición de determinados servicios.
Teniendo en cuenta la imposibilidad de control respecto las informaciones, contenidos, opiniones y servicios que contengan otras websites a los que se pueda acceder a través de los enlaces (links, banners, botones, buscadores....) que nuestra página Web pone a su disposición, le comunicamos que INGURUGIRO ETXEA, queda eximida de cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda clase que pudiesen derivar por la utilización de esas páginas Web ajenas a nuestra empresa por parte del usuario, al que recomendamos leer los avisos legales que regulen todos los sitios Web.
La existencia de hiperenlaces en páginas Web ajenas que permitan el acceso a nuestro portal, no implicará en ningún caso la existencia de relaciones comerciales o mercantiles con el titular de la página Web donde se establezca el hiperenlace, ni la aceptación por parte de INGURUGIRO ETXEA de sus contenidos o servicios.

CONFIDENCIALIDAD DE LOS DATOS PERSONALES
La utilización de determinados servicios en nuestra página Web requiere que nos facilite determinados datos personales, que serán objeto de tratamiento e incorporados a nuestros ficheros. Asimismo le informamos, que sus datos serán tratados con estricta confidencialidad, y adoptando todas las garantías exigidas por la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), así como para salvaguardar la seguridad de sus datos personales se aplicarán las medidas de seguridad técnicas y organizativas exigidas en el Real Decreto 1720/2007 que regula el reglamento que desarrolla la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD). Todas nuestras bases de datos se encuentran legalmente inscritas en el Registro General de Datos Personales de la Agencia Española de Protección de Datos.

En cualquier momento tiene derecho a acceder gratuitamente a nuestras bases de datos para consultar sus datos, rectificarlos si son erróneos o han variado y cancelarlos si no desea seguir incorporado a ellos. Puede comunicarnos el derecho que desee ejercer, dirigiéndose a: Helbide elektroniko hau spambot-etatik babestuta dago. JavaScript gaituta izan behar duzu ikusi ahal izateko..

Consentimiento y autorización para el tratamiento de los datos personales INGURUGIRO ETXEA, como responsable de sus ficheros, considera que cuando usted acepta enviar sus datos personales a través de los diversos formularios que contiene esta página Web o bien, mediante correo electrónico, nos está dando expresamente su autorización y consentimiento para el tratamiento e incorporación de sus datos en nuestras bases de datos, si bien con carácter revocable y sin efectos retroactivos, y acepta las condiciones del tratamiento expresadas a continuación.

Qué datos solicitamos y para qué finalidad
Los datos que le solicitamos son los adecuados, pertinentes y estrictamente necesarios para la finalidad por la que se recogen, y en ningún caso está obligado a facilitárnoslos no obstante, los contenidos en los formularios son de obligada respuesta para poder cumplir con la finalidad de su solicitud.

Nuestra página Web, recoge sus datos personales mediante la recepción de diversos formularios y a través del correo electrónico:
En el enlace "CONTACTO" le solicitamos sus datos personales para responder a sus dudas, comentarios o solicitudes de información.
Asimismo, ponemos a disposición diversas direcciones de correo electrónico, con la finalidad de que nos solicite cualquier tipo de información, aclaración o duda. Si se incluyen datos personales en el correo electrónico, o su dirección contiene datos personales, nos autorizas a incorporarlos a nuestros ficheros correspondientes, si INGURUGIRO ETXEA lo considera conveniente, y éstos estarán regulados por las presentes políticas de privacidad.
INGURUGIRO ETXEA,se reserva el derecho de decidir la incorporación o no de sus datos personales a sus ficheros.

Cesión o comunicación de sus datos
INGURUGIRO ETXEA le informa que sus datos son tratados confidencialmente y son utilizados exclusivamente de manera interna y para las finalidades indicadas. Por lo tanto, no cedemos ni comunicamos a ningún tercero tus datos, excepto en los casos legalmente previstos, o cuando el usuario nos lo autorice. Únicamente, nos autoriza expresamente a comunicar sus datos en el siguiente supuesto, siempre y cuando no nos indique lo contrario.

Actualización y cancelación de tus datos
Es importante que para que podamos mantener sus datos personales actualizados, nos informe siempre que haya habido alguna modificación en ellos, en caso contrario, no respondemos de la veracidad de los mismos.

Cookies
Con el objetivo de facilitar la navegación en nuestra Web, se pueden utilizar cookies, y en consecuencia, en caso de utilización, el usuario acepta el uso de las mismas y seguimientos de IPs. El analizador de tráfico del site utiliza cookies y seguimientos de IPs que permiten recoger datos a efectos estadísticos: fecha de la primera visita, número de veces que se ha visitado, fecha de la última visita, URL y dominio de la que proviene, explorador utilizado y resolución de la pantalla. No obstante, el usuario si lo desea puede desactivar y/o eliminar estas cookies siguiendo las instrucciones de su navegador de Internet. En ningún caso, las cookies proporcionan datos personales del usuario.

COMUNICACIONES CON LOS USUARIOS
Teniendo en cuenta de que el único medio de comunicación INGURUGIRO ETXEA, y el USUARIO es por medio de la dirección de correo electrónico facilitada, le informamos que utilizaremos este medio para todas la comunicaciones con los USUARIOS, incluidas las informaciones comerciales o notas informativas relacionadas con la finalidad de nuestro portal, y en consecuencia, le informamos que la aceptación de las presentes condiciones de uso, implica su autorización expresa para remitirle nuestros envíos comerciales, publicitarios y promocionales. No obstante, si usted no desea recibir nuestras comunicaciones comerciales a través del correo electrónico, puede solicitarlo de forma gratuita en el e-mail: Helbide elektroniko hau spambot-etatik babestuta dago. JavaScript gaituta izan behar duzu ikusi ahal izateko., indicándonos su negativa a recibir informaciones comerciales de INGURUGIRO ETXEA. Por medio de correo electrónico.

LEY APLICABLE Y JURISDICCIÓN
Las presentes condiciones generales se rigen por la Legislación española, siendo competentes los Juzgados y Tribunales españoles para conocer de cuantas cuestiones se susciten sobre la interpretación, aplicación e cumplimiento de las mismas. El usuario, por virtud de su aceptación a las condiciones generales recogidas en este aviso legal, renuncia expresamente a cualquier fuero que, por aplicación de la Ley de Enjuiciamiento Civil vigente pudiera corresponderle.

Como la mayoría de webs, usamos cookies. Si continúas navegando entenderemos que estás de acuerdo. Más información.

Acepto las cookies de esta web.